La Semana Santa es una de las tradiciones más vivenciales en Tlaxcala

La Semana Santa es una de las tradiciones más vivenciales en Tlaxcala

24
0
SHARE

14 de abril 2017/Tlaxcala/redacción

Una de las tradiciones más arraigadas en la memoria histórica de Tlaxcala es la celebración de la Semana Santa o Semana Mayor, que fue adoptada desde la llegada de los españoles en 1519, ellos trajeron la religión católica.

Alejandro Martínez Contreras, croni9sta e investigador histórico de Calpulalpan, recuerda que hasta fines del siglo pasado, “se guardaba luto, las abuelas imponían costumbres a su modo, destacaba la vigilia, incluso no permitían escuchar la radio, porque televisión no había, guardaban celosamente la costumbre de abstenerse de comer carne”.

Sobre todo era riguroso ir a las tres caídas, a pleno sol y con diálogos larguísimos que culminaban con la representación de la crucifixión de Jesús y vestir de riguroso luto.

Prohibían estrictamente el baño “si te bañas, te vas a volver pescado”, advertían; nada de juegos, ni barrer porque eran días de guardar, de puro aburrimiento y rezo y rezo.

Esto trajo el beneficio de los guisos de cuaresma, pescado seco capeado y sus chiles largos, romeritos en mole, huazontles capeados, torta de papa, de haba, de charales, chiles rellenos y con queso.

Tlatlapas o frijol tostado y molido con epazote, el caldo de habas, de alberjones, caldo de camarón seco, sin faltar los quelites o quentoniles con su salsa verde y tortillas recién salidas del comal acompañados estos manjares con un fresco vaso de pulque.

“Ahora son vacaciones, días de visitar a las familias y para rematar el sábado de gloria, irse de día de campo, a los balnearios, a las presas o lagunas, el chiste es estar cerca del agua, las familias atiborran en Tlaxcala esos lugares”, refirió.

En  los municipios de Tlaxcala, durante la noche del jueves santo, los creyentes acostumbran hacer la conocida visita de las Siete Casas, recorriendo los templos existentes en cada lugar.

Recordando, así los diversos juicios hechos a Jesús, cuya imagen es llevada de un lugar a otro. Los días centrales de la Semana Santa son los días viernes, sábado y Domingo que constituyen la llamada Pascua.

Entre las principales localidades donde destaca la realización de estas festividades religiosas tenemos a las Ciudades de Apizaco, Santa Ana Chiautempan, Cuapiaxtla, Huamantla o Ixtacuixtla.

Así como Nativitas, Santa Cruz Tlaxcala, San Pablo del Monte, Tetlatlahuca, Tlaxco, Tzompantepec, Zacatelco y la localidad de Hualcatzingo, Yauhquemehcan que año con año celebran la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús.

Además, estas representaciones son acompañadas por grupos de alabarderos niños vestidos de imágenes religiosas, todos ellos coordinados por autoridades eclesiásticas.

Estas celebraciones son concurridas por personas de los propios municipios del Estado y de toda la República Mexicana  para que con gran fervor, participen en los recorridos hasta con duración de cinco horas.

En Santa Ana Chiautempan la procesión del “Padre Jesús del Convento”

La celebración de la Semana Santa en el municipio de Santa Ana Chiautempan es una de las más vivenciales en el estado de Tlaxcala, por la forma en la que se vive, resalta por la representación en vivo, la procesión de las tres caídas.

Participa toda la comunidad acompañando a la imagen de Nuestro Padre Jesús del Convento, los dos grupos de alabarderos llamados “Guardia Real de Padre Jesús del Convento” y el “1er. Grupo de Alabarderos”.

Los diferentes grupos religiosos, y el grupo que realiza la Obra de la Pasión de Cristo en vivo los cuales son “Proyección Juvenil”, “Nosotros por Tradición” y el grupo “Jeshua”.

Es una de las mejores representaciones a nivel nacional, después de la de Iztapalapa.

Con la entrada triunfal a Jerusalén, por las principales calles de la ciudad la representación del desalojo de los mercaderes y las bienaventuranzas en la parroquia de Santa Ana y el atrio del convento del Padre Jesús

En Apizaco destaca la religiosidad escénica

“El Grupo Nazareno de Apizaco” fue fundado en 1975 por el Sacerdote Marcial Aguilar González, quien reunió a un grupo de jóvenes que con devoción actúan la representación de la vida, pasión y muerte de Jesucristo.

Los jóvenes  se preparan  de manera espiritual, psicológica y física, pues en cada palabra, cada suspiro lo viven de manera intensa, con el propósito de hacer que los creyentes vivan esos momentos de manera única.

Cada uno de ellos se prepara de manera diferente pero todos coinciden que la devoción que sienten como creyentes católicos, les ayuda a dar lo mejor de si cada año con su participación.

El grupo antes de iniciar el recorrido acude frente al Santísimo, para pedir permiso como manera de respeto.

Los actores caminan de la Iglesia de la Misericordia hasta el cerrito de Guadalupe el Grupo Nazareno está integrado por 120 personas que participan de manera directa en la representación del Vía Crucis.

En la escena de la flagelación este año utilizarán cordones más gruesos además de añadir varas de “jarilla”.

También durante el recorrido el personaje de Cristo así como el de los dos ladrones reciben golpes de manera real, los cuales los dejan marcados un par de días.

La cruz que carga el personaje de Jesús pesa en promedio cien kilos, en el caso de los ladrones cada uno escoge el tamaño y el peso que llevará.

Durante las tres caídas van recibiendo golpes y cuando cae Jesús y la cruz sobre él un soldado se sube a ella aumentando ese peso.

Antes de dar inicio a la representación cada miembro solicita de manera personal permiso a Dios, para desarrollar ese acto, y aguantar el recorrido que van a efectuar

La tradición en Nanacamilpa

En este municipio, el grupo también llamado “Cuadro de Semana Santa”, fue iniciado en el año 1957 por el párroco Cándido Rojas Colín, junto con la colaboración de un grupo de personas de esta localidad.

La finalidad es dar a conocer más de cerca la vida, pasión, muerte y resurrección de nuestro señor Jesucristo a la comunidad en general por medio de la representación que se llevaba a cabo los días principales de la Semana Santa.

Año tras año, se le ha dado la oportunidad de participar a niños, jóvenes y adultos, dentro de la representación y junto con ello experimentar los pasajes bíblicos que a través del tiempo se siguen presentando exitosamente en la actualidad.

Las escenas más importantes son:

 

  • Bienaventuranzas (sermón de la montaña)
  • Ultima cena de Jesús de Nazaret
  • Aprensión
  • Sentencia
  • Crucifixión
  • y Resurrección

Espectacular representación en Santa Cruz Aquiahuac

Es una obra muy larga que tarda siete horas aproximadamente, es muy interesante ver varios pasajes de la biblia mezclados con temas romanos.

El divino mártir comenzó a representarse hace 39 años, a partir de una propuesta hecha por Gerardo González.

 

Gladiadores, legionarios, centuriones y hasta el emperador Tiberio, vuelven al Coliseo para presenciar la lucha a muerte entre los esclavos entrenados para matar.

En lo que es una mezcla del Evangelio con escenas de ficción, alrededor de un centenar de actores representan la obra “El Divino Mártir”, que combina una narración basada en el Nuevo Testamento con pasajes fruto de la imaginación.

Tales como la captura de esclavos, realizada con una particular que no escatima en rudeza y violencia.

Así, los fieles que colman  las tribunas habilitadas en el centro de Santa Cruz Aquiahuac, pueden apreciar momentos como la predicación de Juan el Bautista, el bautizo de Jesús, el encuentro con la buena samaritana.

La llegada a Jerusalén y el sermón de la montaña, episodio que marcó el ministerio del Nazareno, basado en el amor y el perdón, quien estuvo encarnado por el joven Francisco Suárez.

Pero también hay oportunidad de presentar historias extraídas del Antiguo Testamento, como la muerte y martirio de los siete macabeos, bajo el mandato del rey griego Antioco IV Epífanes.

Otro tanto ocurre con la secuencia del circo romano, donde incluso participaron gladiadoras que lucharon hasta la muerte para conseguir su libertad.

La ferocidad del circo romano incluye la presencia de carros y aurigas, al mando de corceles que aplicaron severos castigos a quienes se rebelaran contra el poder del Imperio.

Tras este capítulo, se retomó la historia de Jesús, desde el momento de su detención, pasando por el juicio de Poncio Pilatos y de Herodes Antipas, hasta su condena a muerte, flagelación y martirio en la cruz.

En Zacatelco participan multitudes

La representación tiene entre otros, la presencia de Jesús de Nazareth, de la Virgen María, además de personajes como el centurión, el capitán, los soldados romanos, los apóstoles, los esclavos, Dimas y Gestas, Herodes y Pilatos, entre otros

El miércoles presentan la aprehensión de Dimas, Gestas, Barrabás y los esclavos, con un recorrido por la noche con antorchas. Ya son 37 años la participación de 500 personas, todos voluntarios.

Este Viernes Santo comienza a las 9:00 horas frente al mercado municipal, para que a las 13:30 horas hagan la partida al atrio, para la crucifixión de Jesucristo.

 

Martínez Contreras concluyó que  “las tradiciones de Tlaxcala, como lo es la de Semana Santa, son las costumbres y tradiciones de nuestro pueblo que nos arraigan y nos hacen ser diferentes, sensibles y con valores que en otros puntos del país ya se han perdido”.