Precisa Rector situación presupuestal de la UAT

Precisa Rector situación presupuestal de la UAT

13
0
SHARE

18 de mayo de 2017/redacción

Para aclarar y precisar lo relacionado al presupuesto que ejercerá la Universidad Autónoma de Tlaxcala en el presente año, el Mtro. Rubén Reyes Córdoba, Rector de la UAT, en un encuentro que sostuvo con representantes de medios de comunicación, señaló que, el Gobierno del estado, no ha ministrado en una sola exhibición los 690 millones 107 mil 656 pesos a los que hizo referencia a la opinión pública, ya que éstos llegarán a la Institución de manera programada, de forma mensual, de enero a diciembre de 2017.

Externó que de esa cifra, 595 millones 689 mil 656 pesos provienen de recursos federales y 94 millones 418 mil pesos, de recursos estatales, los que representan solamente el 12.28%

Detalló que, del presupuesto total que recibe la Universidad, el 84% se destina para el pago de servicios personales (nómina), el 10.15% a servicios generales, el 4.7% a materiales y suministros, y el 1.15% restante a transferencias, asignaciones, subsidios y otras ayudas.

Durante el encuentro, el Mtro. Reyes Córdoba expuso el proceso que ha vivido la Autónoma de Tlaxcala durante los últimos años en este tema, donde ha quedado de manifiesto el mínimo interés por parte del Ejecutivo estatal por cumplir con lo establecido en los convenios que dan sustento a la asignación presupuestal de la Universidad, ya que desde 2011 a la fecha, se ha ido disminuyendo la cantidad de recursos económicos que llegan a la máxima Casa de Estudios.

Explicó que, junto al Convenio Marco de Colaboración para el Apoyo Financiero, se firma otro, denominado Anexo de Ejecución, en el que se establecen las bases conforme a las cuales la SEP federal y el Ejecutivo estatal, en cumplimiento a lo pactado en el convenio referido, aportarán a la UAT el subsidio correspondiente, siendo este del 80% por parte de la federación y el 20% por parte del Gobierno del estado, el cual que debe ser firmado cada año.

Enfatizó que, en estos documentos, se precisa que la aportación que correspondía para 2017 era de 173.4 millones de pesos, cifra calculada según los acuerdos previamente establecidos y los registros de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, sin embargo, con fecha 31 de enero, el Departamento de Convenios y Contratos del Gobierno del Estado, remitió oficios mediante los cuales la Secretaría de Planeación y Finanzas, se negó a firmar dicho Anexo de Ejecución en los términos en que fue remitido.

Más adelante, puntualizó que hasta el día 27 de marzo, se recibe una tarjeta informativa por parte del Secretario de Educación Pública del estado, donde remite el Anexo de Ejecución 2017, el cual presentaba modificaciones y alteraciones significativas a su estructura y contenido original.

Especificó que algunas de modificaciones son: se eliminó la parte en que se hace referencia a la Cláusula Segunda del Convenio Marco, en la que se establece que los recursos económicos que se asignan a la Universidad serán determinados en los anexos de ejecución, que se suscriben para cada ejercicio fiscal, buscando siempre un esquema de financiamiento equitativo ideal que con el tiempo logre que el Ejecutivo estatal aporte hasta un 50% de dichos recursos.

Mencionó además que en el apartado de “Cláusulas”, el contenido fue alterado en su redacción, cambiando por completo el sentido de la misma, en detrimento de los derechos de la Universidad.

Afirmó que en la Cláusula Octava, dice claramente, que el Anexo de Ejecución no podrá ser adicionado o modificado si no es por común acuerdo y por escrito entre las partes, conforme a los preceptos que lo originan, previa notificación de una las partes a las otras, con 90 días de anticipación.

El Mtro. Rubén Reyes expresó que, este documento alterado, fue el que remitió el Gobierno del estado con las rúbricas de los servidores públicos respectivos, el cual no firmó por mostrar una clara tendencia de afectar gravemente el financiamiento de la Autónoma de Tlaxcala.

Dijo que, con este hecho de retraso en la firma del Anexo de Ejecución, se puso en riesgo la operatividad de la Universidad, ya que mediante oficio firmado por el Dr. Salvador Alejandro Malo Álvarez, Director General de Educación Superior Universitaria, de fecha 28 de abril, urgió su entrega debidamente signado y sin modificaciones, puesto que, de no hacerlo, sería causa para suspender la ministración del subsidio.