La Jarra del Buen Beber, parte de una rutina saludable: ISSSTE

La Jarra del Buen Beber, parte de una rutina saludable: ISSSTE

38
0
SHARE

13 de junio de 2017/redacción

De acuerdo al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores (ISSSTE) actualmente la sociedad no tiene un buen hábito para el consumo de líquidos, la mayoría de la gente piensa que al tomar agua de sabor, jugos, cafés, incluso refresco durante el día, ya cubrió lo recomendado de consumo de agua, pero estos no sustituyen la cantidad de líquidos que requiere el cuerpo.

Según los especialistas cuando nos sentimos deshidratados consumimos líquidos para saciar la sed, sin embargo a veces no estamos conscientes del daño que pueden causar al organismo las bebidas que ingerimos, de ahí la importancia de moderar su consumo o evitarlo, de acuerdo a ello el organismo federal recomienda la llamada “Jarra del buen beber” que es una guía informativa que muestra cuáles son las bebidas saludables y la cantidad de líquidos que se recomienda consumir al día, los especialistas señalan que es importante tener en cuenta esta información y hacerla parte de una rutina saludable.

De acuerdo con “La Jarra del Buen Beber”, se sugiere reducir a cero la cantidad de vasos de refresco, concentrados de jugos y demás bebidas altas en azúcar; los jugos de fruta natural, la leche entera, las bebidas deportivas y las bebidas alcohólicas pueden alcanzar de cero a medio vaso.

Mientras el consumo de bebidas sin calorías con endulzantes, la leche semidescremada y las bebidas de soya sin azúcar puede ir de cero a dos vasos, el té y café sin azúcar, considera hasta cuatro tazas.

El agua mantiene la temperatura ideal del cuerpo, transporta los nutrientes a las células y elimina los desechos del organismo, por lo que se recomienda tomar agua en cantidad suficiente, es decir, dos litros como mínimo al día.

Los beneficios del correcto consumo de líquidos trae consigo muchos beneficio como es mantener la temperatura del cuerpo, lubricar las articulaciones y permitir el movimiento, obtener minerales esenciales en tu cuerpo, mantener la piel sana e hidratada, ayudar a eliminar los desechos corporales, tener una buena digestión, prevenir el estreñimiento, entre otras.