En peligro la talla de madera por extinción del tlaxixtle

En peligro la talla de madera por extinción del tlaxixtle

38
0
SHARE

Redacción

El bastón de mando tallado de una sola pieza por artesanos de San Esteban Tizatlán y que ha sido entregado a presidentes de la república, visitantes distinguidos, mandatarios de otros países, como William Clinton, ex presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, se encuentra en peligro de ser historia.

Martín Paredes Romero, es el artesano inventor del tallado de los bastones de mando, que son muy grandes y que contienen diferentes figuras a satisfacción del cliente, advierte que en Tizatlán el arbusto del tlaxixtle ya se extinguió.

Explicó que para el tallado tradicional que se hace en Tizatlán es indispensable la materia prima, que es el tlaxixtle.

Se trata de arbustos y rollos delgados y compactos de madera, con los que se realizan trabajos en los cuales se plasman temas completos, como la charrería, tauromaquia y hasta los heráldicos.

Entre las artesanías en madera más tradicionales se encuentra el bastón de mando, una de las piezas más representativas de Tlaxcala, que da cuenta por ejemplo de diversos pasajes de la antigua República de Tlaxcallan, hoy Tlaxcala, además de algunos otros.

Una talla es una obra escultural, especialmente en madera, que se obtiene mediante un proceso de desbaste y pulido, con el propósito de darle una forma determinada, que puede ser un objeto concreto o abstracto.

Indica que ya tiene 55 años de artesano, su destreza la fue desarrollando a través del tiempo, ya que el oficio le fue enseñado por sus antepasados, fue el caso de su abuelo que se lo enseñó a su padre.

“Ahora tengo 68 años, recuerdo que mi papá hacía sus trabajos artesanales, con diseños originales y mucho trabajo, hay que insistir en señalar que los diseños son exclusivos de Tizatlán, son únicos a nivel mundial”.

Con orgullo comenta “yo fui el inventor del bastón de mando, ahora tendrá como 25 años, yo le fui buscando la forma, hasta dominar la técnica trabajando rápido en la madera fresca, porque al secarse resulta imposible detallar las figuras.

Este bastón, con el escudo de Tlaxcala y los cuatro señoríos, tiene un costo de dos mil 500 pesos, pero los hay más caros, depende de las figuras que el cliente quiera incluir, pero no hay límite.

López Portillo, Clinton se llevó un bastón de mando a su país, allá en 1977, “tengo las fotos de esa ocasión, pero también lo han recibido como una deferencia personajes de la política, visitantes distinguidos y recibirlo significa más que entregar las llaves de a ciudad, es precisamente el bastón de mando de la antigua Tlaxcallan.

Lamentó que en la actualidad solamente unos diez artesanos, de los alrededor de 500 artesanos talladores que son del pueblo, ya pocos realizan esta talla, que es muy especial y que requiere de mucha destreza, para que salga totalmente simétrico.

Lo lamentable es que la talla de madera se encuentra en peligro, el arbusto del tlaxixtle ya casi desaparición, es puro matorral, por eso se utiliza otro tipo de madera, pese a los esfuerzos por recuperarlo.

De todas formas, sigue el tallado de madera, son talleres familiares y quien quiera un bastón de mando o alguna otra artesanía, puede buscar en Tizatlán  al artesano, Matías Paredes Romero, en la calle de Sor Juana Inés de la Cruz número 24, aunque llegando a Tizatlán, es fácil ubicar a los ancestrales talladores.

LEAVE A REPLY