En el Museo Regional se expone “Tlaxcala, tierra de encuentros”

En el Museo Regional se expone “Tlaxcala, tierra de encuentros”

6
0
SHARE

6 de agosto de 2017/redacción

La región que comprende el actual estado de Tlaxcala ha sido un lugar de encuentros culturales desde hace más de 2 mil años; basta con recordar que durante el periodo Clásico (200 a 900 d.C.) fue un corredor de intercambio que lo vinculó con los pueblos prehispánicos que habitaron lo que hoy conocemos como los estados de México, Puebla y Veracruz, en tanto que en el siglo XVI los tlaxcaltecas se aliaron militarmente con los españoles para derrocar a los mexicas.

El Museo Regional de Tlaxcala, da cuenta de éste y otros pasajes históricos en la exposición permanente “Tlaxcala, tierra de encuentros”, donde se expone la muestra Trazos virreinales, patrimonio restaurado, integrada por tres pinturas sobre tabla del siglo XVI.

El nuevo discurso museológico fue desarrollado por especialistas del INAH, en historia, etnografía, antropología y arqueología, adscritos al Centro INAH Tlaxcala, quienes señalaron que un tema recurrente en la historia de la región es el intercambio cultural, de ahí que sea el hilo conductor del recorrido que abarca desde el Paleolítico hasta el siglo XX.

Está dividido en doce temas: uno sobre la paleontología en el estado de Tlaxcala; cuatro sobre el periodo prehispánico; cinco abordan el virreinato, uno más el siglo XIX y otro la Revolución Mexicana.

En total se exhibirán 200 piezas entre restos óseos paleontológicos, cerámica, escultura en piedra, cuchillos de obsidiana, caracoles, pinturas, esculturas, libros, muebles, documentos y fotografías.

Además de objetos recientemente descubiertos, como los vestigios arqueológicos encontrados en Quimicho y algunas piezas de mayólica de los siglos XVI y XVII.

El recorrido comienza con una sección introductoria que muestra el tópico principal de todo el museo: “Tlaxcala, tierra de encuentros”, para continuar con un segundo apartado que hace referencia a los primeros pobladores y la megafauna del Pleistoceno que ha sido encontrada en el estado.

Las secciones tercera, cuarta y quinta están abocadas a la época prehispánica desde el periodo Formativo (800 a.C. a 200 a.C.) hasta el Clásico (200 d.C. a 900 d.C.).

En ellas se aprecian las fases de poblamiento de la región, el dominio de Teotihuacan, el surgimiento de otros centros ceremoniales como Cacaxtla y Xochitécatl y, finalmente, la formación de los cuatro señoríos de la cultura tlaxcallan (Tepeticpac, Ocotelulco, Quiahuixtlan y Tizatlán).

El sexto apartado aborda del periodo Posclásico (900 a 1521 d.C.) y la fase previa al contacto con los españoles, en tanto que en el séptimo trata sobre la alianza político-militar entre españoles y tlaxcaltecas para derrocar a la Triple Alianza.

En el octavo apartado se encuentra la historia religiosa y el proceso de evangelización en Tlaxcala.

El noveno núcleo se refiere al cabildo indígena durante el virreinato. En la décima unidad se desarrolla el surgimiento de las haciendas.

El undécimo módulo está dedicado a la migración de 400 familias hacia el norte para pacificar y colonizar la Gran Chichimeca.

La duodécima sección trata sobre Tlaxcala durante el siglo XIX, su participación en la Independencia, su formación como estado soberano de la Federación y su época de desarrollo económico en el Porfiriato. Finalmente, el último apartado hace referencia a la participación de esta entidad en la Revolución Mexicana.

En el Museo Regional de Tlaxcala, los visitantes tendrán la oportunidad de interactuar con objetos lúdicos que propician la reflexión histórica y el vínculo con el presente.

Asimismo, hay recursos tecnológicos que permiten profundizar su conocimiento y enriquecer su experiencia interactiva.

Otra de las novedades del recinto son las estaciones táctiles dirigidas al público con discapacidad, lo que les facilita acceder al contenido de la exposición a partir de un planteamiento multisensorial.

El Museo Regional de Tlaxcala, que se alberga en el antiguo convento franciscano de Nuestra Señora de la Asunción, desde 2012 se realizaron una serie de trabajos de restauración y adecuación de los espacios arquitectónicos, que incluyó mantenimiento preventivo y correctivo en todas las salas para coadyuvar en el proceso de montaje de la exposición permanente.

El arquitecto Carlos Cruz, adscrito a la Coordinación Nacional de Obras del INAH y responsable del proyecto, puntualizó que de manera paralela a las obras de remozamiento se abrió la Sala de Exposiciones Temporales.

Entre los trabajos que se efectuaron en el ex convento destaca la rehabilitación de la instalación hidráulica; revisión y reparación de los sistemas de electricidad; colocación de luminarias y sensores de movimiento, además de accesorios de baño para personas con discapacidad.

Asimismo, se realizó el forjado del aerodren (para el control de humedad); se amplió el andador peatonal en el patio norte; se rehabilitaron los pisos en la Sala de Cacaxtla y de la biblioteca; se colocó una subestación eléctrica y se hicieron labores de carpintería y cantería, también se implementó un sistema de circuito cerrado de televisión y contra incendios.

El inmueble que alberga al Museo Regional de Tlaxcala fue construido por mano indígena entre 1537 y 1542. El conjunto arquitectónico, que también sirvió como cuartel militar, hospital, penitenciaría y museo desde 1981, se ubica en la parte alta de la ladera de un cerro al sur de Tlaxcala.

 

LEAVE A REPLY