Manuel Camacho inerte y de “la vista gorda” ante negocio de cuotas...

Manuel Camacho inerte y de “la vista gorda” ante negocio de cuotas escolares

22
0
SHARE

8 de agosto de 2017/redacción

A punto de iniciar un nuevo ciclo escolar en las escuelas de los diversos niveles de educación, existe el condicionamiento de espacios a cambio de las conocidas cuotas escolares que aunque trasgreden la Constitución Política son aplicadas bajo el criterio de “aportaciones voluntarias a fuerza” que generan un duro golpe a la economía de las familias tlaxcaltecas.

A través de las redes sociales, padres de familia han manifestado su desacuerdo por la obligatoriedad de las aportaciones que ponen en las escuelas como requisito para que un estudiante pueda ingresar o reinscribirse en alguna institución pública.

Un caso concreto es el del Jardín de Niños Revolución, el cual se encuentra ubicado en el municipio de Apizaco, siendo que para poder acceder a la educación de esta institución, se debe pagar una cuota de mil 100 pesos bajo el argumento de que es para material didáctico.

Aparte está el cobro de material para la higiene personal, aunado a que se les hace la invitación de manera obligatoria a llevar cierta cantidad de PET, el cual se recicla y se vende, sin saber para que utilizan los recursos que recaban por la venta del plástico.

Un padre de familia narró que el año pasado la cuota para mantener un lugar en la institución fue de 950 pero para este año incremento 150 pesos más, sin que se conozca el argumento por el cual ahora se tuvo que pagar un recurso extra.

Los grupos en este plantel son de aproximadamente 30 estudiantes, considerando que son seis, se tienen alrededor de 180 alumnos que dejarían una derrama económica tan sólo en estas cuotas escolares de 198 mil pesos, dinero que aseguran se maneja de manera discrecional y no existe transparencia.

En este sentido, pidieron al titular de la SEP- USET, Manuel Camacho Higareda  que tome cartas en el asunto y deje de solapar a este tipo de fenómenos que contraviene la Constitución al condicionar la educación por dinero.

Cabe destacar que el secretario de Educación se ha pronunciado en contra de las cuotas escolares al señalar que no son obligatorias y que la SEP no tiene permitidos estos cobros.

Sin embargo, en los hechos reales en casi todas las escuelas se presentan estos pagos a cambio de tener el derecho a estudiar, sobre todo que los docentes saben que Camacho Higareda carece de experiencia en el manejo de este tipo de situaciones.

Por eso abusan, y la ignorancia del titular de la SEP en Tlaxcala es aprovechada para hacer negocio con los proveedores de uniformes, a quienes los padres de familia deben recurrir o sus hijos no entran a las escuelas.

La situación es preocupante al abordar el tema de la venta de comida chatarra en el interior de las escuelas y que hasta hay directores que abren negocios de venta de comida chatarra, al interior de los planteles, sin que Camacho Higareda siquiera se de por enterado o de plano cínicamente se hace de la vista gorda.

 

 

.